Descubre por qué algunas veces damos pequeños toques eléctricos cuando nos saludamos

El cuerpo humano puede ser maravilloso, somos capaces de conducir electricidad en pequeñas cantidades a otros objetos. ¿Alguna vez has recibido choques eléctricos al acercarte a alguien o tocar un objeto? Si te has preguntado cómo es que este fenómeno sucede, esta es una buena ocasión para responder la incógnita.

Los átomos de nuestro cuerpo tienen energía positiva, negativa y neutra
Todo lo que nos rodea está conformado por átomos y el cuerpo humano no es la excepción. Estos están compuestos a su vez de protones, electrones y neutrones que tienen una carga positiva, negativa o neutra respectivamente. Y aunque generalmente los átomos tienen un número similar de estas partículas, los electrones tienden a ir de un lugar a otro, es decir, de nuestros muebles a nuestros vestidos y de ahí al hombro de algún compañero cuando queremos saludarlo.

Electricidad estática es el desbalance de energía negativa
Cuando ocurre un desbalance de electrones y protones, es decir de energía negativa y positiva, se genera un efecto llamado electricidad estática. Podemos crearlo conscientemente como cuando frotamos nuestro cabello contra un globo, estamos tomando algunos electrones. Sin embargo, tiempo después, cuando nos acerquemos a un objeto con carga positiva, como un objeto de metal o un material conductor, puedes sentir un ligero chispazo. Estos son los electrones que van de un lado a otro.

Las descargas son más frecuentes cuando el clima es frío y seco
En el invierno o en países donde el clima es seco y frío puede ser más frecuente la electricidad estática, esto se debe a que el aire húmedo es en realidad un conductor natural, lo que, curiosamente, puede ayudar a evitar grandes descargas como las que suceden en este tipo de ambientes que carecen de vapor de agua, causando frecuentes descargas eléctricas al manipular o tocar ciertas superficies.

Existen materiales que nos prestan sus electrones y otros que nos hacen lanzar chispazos
Los metales son los principales conductores de electricidad, tan es así que son utilizados para crear objetos con este fin, pero también existen fibras como el poliéster que tienen un nivel bajo de conductividad y se encuentra en gran cantidad de objetos, muebles y prendas que utilizamos en nuestra vida diaria, cuando de pronto damos o recibimos estas pequeñas descargas.

Consejos para evitar las pequeñas descargas

  • Puedes realizar pequeñas acciones para evitar que este fenómeno sea una molestia en tu vida diaria:
  • No utilices zapatos de goma para los suelos que producen estática.
  • Humidifica tus habitaciones si la causa es el clima frío y seco.
  • Utiliza prendas de algodón para evitar la estática.
  • Mantén tu piel hidratada.
  • Toca metal constantemente para que la estática se libere poco a poco.
  • También existen productos antiestática que pueden ayudarte en la limpieza de superficies.

Fuente Genial, creditos al ilustrador

Deja un comentario