Los niños nacen con los sentimientos más nobles, son seres de alma pura y sus valores se cultivan día a día según lo que perciban en su entorno. Ellos nos demuestran que todos los sueños se pueden hacer realidad y que lo que necesitamos para ser felices no se puede comprar con dinero.

Una joven compartió en Facebook el gesto de un grupo de niños que se esforzaron con lo poco que tenían para sorprender a su papá el día de su cumpleaños.

“Hicieron globos con bolsas plásticas y escribieron sobre ellas: ‘feliz cumpleaños papá’, e incluso hicieron un pastel de huevos”, escribió una vecina de la familia en su publicación.

Aunque los hermanos no tenían dinero usaron su creatividad para ofrecerle a su papá un regalo especial en su día, demostraron que la gratitud y el amor son lo más valioso que podemos tener.

En las redes sociales solemos ver fotos de ostentosas celebraciones, vistosos arreglos de globos y coloridas decoraciones para ocasiones especiales, sobre todo.

Fiestas de cumpleaños.


Seguramente estos pequeños soñaban con globos de colores vibrantes para decorar su humilde vivienda, pero usaron sus manos, su buena intención y todo el amor que sienten por su padre para convertir las bolsas plásticas en los globos más bonitos.

La familia vive en Filipinas, Melody Silang, es la joven que compartió el gesto de los hermanos que emplearon su tiempo libre para llenar bolsas plásticas simulando que eran globos y escribirle mensajes a su padre.

Cuando Melody vio la escena se quedó completamente conmovida, lo que habían hecho los pequeños tocó su corazón y la motivó a compartirlo.

“Mis vecinos me sorprendieron, aunque la vida es dura para ellos, pudieron hacer un esfuerzo para homenajear a su padre en su cumpleaños. Su plan era sorprender a su padre cuando llegara porque todavía estaba en el trabajo.

Esto tocó mi corazón. Hicieron globos con bolsas plásticas y escribieron: ’feliz cumpleaños papá’ e incluso hicieron un pastel de huevos”.

Para expresar amor, y tener detalles especiales hacia las personas que queremos no hace falta dinero.

Después de que Melody compartiera la celebración familiar, muchas personas sensibilizadas con la situación de los pequeños decidieron ayudarlos.

La familia recibió pasteles deliciosos para compartir, refrescos, globos de colores.

Pero para el padre, lo más valioso, el mejor regalo que recibió el día de su cumpleaños fue la sorpresa que prepararon sus hijos.

Jamás podrán olvidar ese día en el que la solidaridad se hizo presente para recompensar la nobleza de los pequeños que de la forma más pura y genuina demostraron cuánto aman a su papá.

Los gestos como este merecen ser compartidos, recuerda que no hay excusas cuando se trata de demostrar nuestros sentimientos y hacer sentir especiales a los que amamos.