Esta abuelita le está dando la vuelta al mundo, tanto físicamente, como viralmente por su actitud.

¿Corresponde a las abuelas cuidar a los nietos? Depende. Para muchas personas no es opción, para otras es un lujo, puesto que jamás los ven, es por esto que depende totalmente de la situación. Los abuelos, en nuestra sociedad actual, se pueden convertir en nuestra fuente de ayuda, inspiración, sabiduría y muchas cosas. Sin embargo ¿Qué pasa si se niegan a ser cualquiera de otras cosas? Este es el caso de Josefa Feitosa.

La abuelita decidió abandonar su país natal, Brasil, para recorrer los lugares más interesantes del mundo y así nos demostró que jamás es tarde para cumplir nuestros sueños.

Con la compañía fiel de su mochila, Josefa Feitosa se ayuda de las redes sociales para recordarle a las mujeres que, a pesar de que se puedan sentir ya en sus últimos años, todavía hay muchísimo por vivir y no por eso significa que son malas mujeres.

En el 2016 esta abuelita viajera comenzó su viaje. Dejó su trabajo como trabajadora social en el sistema penitenciario de Caera, en Brasil, un empleo que puede ser muy rutinario y que, cuando llegó su jubilación, Josefa sintió cómo se liberaba de una carga que tenía por años.

Al llegar su retiro, la señora Feitosa eligió tajantemente vender todas su pertenencias. Su casa, sus muebles, ropa y electrodomésticos fueron vendidos para poder viajar. Hoy, todas su pertenencias caben en una maleta.

Al día de hoy, la abuela jubilada ha visitado más de 40 países entre Europa, Asia, África y América,  Para muchas mujeres de la tercera edad, Josefa se ha convertido en su heroína y le aplauden su valentía al negarse a ser una herramienta de su familia, como muchas lo han hecho sin que se les pida su opinión.

Este caso ha sido tan comentado por todo el mundo que, hasta especialistas en desarrollo humano la han apoyado. Confirmando que el punto exacto está en equilibrio de la vida personal y la tarea importante de cuidar de su descendencia.

Para ellos, que se respete la tercera edad es algo muy importante para el desarrollo pleno, por eso es primordial que se respeten sus decisiones, siempre y cuando estas no afecten a terceros y tampoco se cargue la mano con el cuidado de otros.

¿Tú qué opinas sobre la actitud de Josefa? ¿Seguirías sus pasos si te fuera posible? ¡Déjanoslo saber en los comentarios! No te olvides de compartir esta nota con tus amigos y que nos digan si apoyan a esta increíble abuelita.

Fuente: PQNA