Carolyn (70) y Kelly Gay (76) son de Iowa, Estados Unidos, y quisieron hacer algo especial para conmemorar sus bodas de oro. Se casaron el 12 de marzo del 71 y ella usó el mismo vestido de novia que compró a 50 dólares.

No todos los días se cumplen 50 años de matrimonio y una pareja en Estados Unidos quiso conmemorarlo en grande al recrear la misma sesión de fotos, al pie de la letra, que realizaron el día de su boda en 1971: fueron a la misma iglesia, posaron exactamente igual y la novia uso el mismo vestido que compró cinco décadas atrás por 50 dólares. Es como si el tiempo no hubiera pasado, salvo que ahora tienen una que otra arruga.

“Me siento aquí y miro las fotos y veo muchas arrugas”, dijo Carolyn a Daily Mail sobre las instantáneas que le tomó el fotógrafo Sam Hoyle. “¡Sam tiene muy buen equipo porque muestra cada línea en mi cara!”, agregó.

“Estaba bastante segura de que estaba a cinco libras de mi peso en cuanto a lo que pesaba cuando me casé, así que pensé: “¡Creo que puedo ponerme ese vestido!”, explicó la mujer a mail online.


Resulta que cuando decimos que la sesión fue al pie de la letra es porque así fue. Y es que Carolyn usó el mismo vestido que se puso ese 12 de marzo de 1971, el cual le costó unos 50 dólares. Pero no ocurrió lo mismo con su esposo Kelly, quien tuvo que comprar un traje similar al que había usado.

Con todos esos preparativos listos, la sesión de fotos duró cerca de una hora y media, según contó Carolyn, quien quedó bastante sorprendida con la estructura de la iglesia, que no había cambiado nada en 50 años. Ni siquiera los colores. “Incluso han pintado la iglesia un par de veces desde entonces, pero no hace mucho tiempo la rasparon y la devolvieron al color original. Es asombroso porque era del mismo color que hace 50 años”, comentó. “Fue muy divertido recrearlas”.

La pareja se tomó tan en serio la recreación que buscaron entre sus recuerdos y encontraron los recibos de los gastos de su boda. En toda la celebración, incluyendo los casi 200 invitados, gastaron unos 340 dólares.

“Tengo una foto de la boda que realmente me encantó cuando la tomaron desde el balcón con vista a todas las personas que vinieron, y puedes ver una foto de Jesús mirando la boda. Tenía tantas ganas de recrear esa imagen en particular”, comentó Carolyn.

La pareja se preocupó de recrear hasta el más mínimo detalle. Es más, Carolyn recuerda que cuando se tomaron la fotografía con las argollas, ella tenía una uña quebrada, por lo que intentó ocultarla. Y 50 años después hizo lo mismo.

Por último, pensando en su aniversario número 60, la pareja aún no tiene claridad sobre qué harán porque “tenemos que llegar allí primero”..


Fuente: UPSOCL