Que la edad es una cuestión de actitud no hay ninguna duda y hoy presentaremos un caso que lo confirma, el de Helen Ruth van Winkle, una mujer estadounidense, que a pesar de sus 93 años lleva el look de una adolescente.

También conocida como Baddie Winkle, una especie de nombre artistico o alterego escondido que le ha permitido sacar una particular actitud y romper con el estilo clásico de «señora mayor» sin importarle en los mas minimo lo que alguien pueda llegar a pensar o decir.

Con una gran actividad en redes sociales, deja verse con extrovertidos diseños muy coloridos y hasta con un tinte sensual. Llama tanto la atención que hasta figuras del espectáculo tales como Rihannna o Miley Cirus se han convertido en sus fans.


Señora Influencer.

Sus primeros pasos en las redes sociales, datan de hace ya 8 años, en el 2014, luego de que su nieta le sacara una peculiar foto en shorts y una remera desteñida de varios colores. Le creo un instagram, subió la foto y de ahi en adelante no paro de crecer el numero de seguidores.

En una de esas publicaciones del 2014 donde se la ve con uno de sus extravagantes atuendos aclará la cuestión de su «Alternombre»:

“Soy una mala mujer, siempre he sido una rebelde, así que usamos Baddie como nombre de bad: malo”.


Hoy en día su cuenta ya suma casi tres millones y medio de seguidores, entre ellos muchos famosos, y son muchas las marcas y diseñadores que sueñan con vestirla.

No solo ha utilizado sus redes como un canal de experesión y/o venta, sino que se ha apoyado distintas causas sociales, tales como » Black Lives Matter», donde hizo una sentida publicación por la muerte de George Floyd. Cabe destacar que nació y se crió en Kentucky, al sur de Estados Unidos donde la discriminación hacia la gente de color esta muy arraigada históricamente.

La vida misma.

Como muchas personas de su edad Helen quedó viuda tras el fallecimiento de su esposo el mismo día que cumplía 35 años. Además de esto, en el año 1999 y tras una dura batalla contra el cáncer, perdió a su hijo de 46 años de edad. Tanta tragedia la arrasto a una profunda depresión.


No obstante esto, no se dejó ganar y fue ahi cuando comenzó a aparecer «Baddie», su alterego, lo que la ayudo a canalizar tanta tristeza y poder superarla. En una nota a «The Telegraph», medio británico, declaró:

“llevo muchos años tratando de superar la perdida de mi hijo y mi marido. Llevaba una vida muy triste, pero tenía que seguir y ser fuerte por mi hija, mis cinco nietos y mis tres bisnietos. Así que cree el personaje ‘Baddie Winkle’.


El caso de Helen, o «Baddie» como prefieran llamarla, es un claro ejemplo de que la vida siempre continúa y da nuevas oportunidades. Que es fundamental ser positivo amándose a uno mismo y que lo que menos tiene que importarnos es lo que pueda llegar a decir alguna persona sobre nosotros.

Fuente: Mundo Positivo