Hace un par de días Belinda y Christian Nodal comunicaron el fin de su compromiso. Después de un poco más de un año de amor, los famosos decidieron ponerle punto final a su amor y los comentarios no se ha hecho esperar.

Sin embargo, el comentario más frecuente va dirigido hacia la intérprete de Luz sin gravedad. En las redes sociales y varios medios de comunicación acusan a la artista de haber sumado otro ex a su lista, abultada de varias etapas.

No es la primera vez que una celebridad atraviesa lo mismo. Este episodio hace recordar las comentarios ocasionados en el pasado Taylor Swift, antes de ella Eiza González o Lindsay Lohan y más atrás, Madonna, entre muchas tantas.

Famosos como George Clooney o Leonardo Di Caprio son exaltados como casanovas o galanes, mientras que ellas reciben más adjetivos.

Sobre ellas recae un estigma social que se desprende de la educación conservadora de previas generaciones y que todavía tiene peso.

A fin de cuentas, las mujeres son libres de tomar decisiones de cómo vivir, sus amores y su vida en general, por lo que estos comentarios solo forman parte de ideas del pasado.

Nadie debería comentar sin conocer completamente su historia y menos si estas opiniones no son solicitadas. Asimismo, nadie tiene la autoridad moral para hacerlo; no es justo que las mujeres tengan que renunciar a vivir sus amores por la conducta incorrecta de otros.

Bonus: Belinda nació en Madrid el 15 de agosto de 1989, es hija de padre español, Ignacio Peregrín Gutiérrez, y madre hispano-francesa, Belinda Schüll Moreno, hija, a su vez, del torero francés Pierre Schüll. Tiene un hermano menor llamado Ignacio. Su padre y su tío tenían una fábrica de productos médicos en Madrid, y decidieron montar otra en México. Así, cuando Belinda tenía cuatro años, la familia se trasladó a la Ciudad de México, donde ha vivido desde entonces. Tiene la nacionalidad Españo.

La Ciudad de México, donde ha vivido desde los cuatro años.

Sus estudios primarios los hizo en el Colegio Miraflores aprendiendo inglés, y donde estuvo hasta el tercer año, teniéndolo que dejar para trabajar en la telenovela Amigos x siempre, perdiendo el año escolar, por lo que tuvo que continuar con sus estudios en una escuela abierta durante la filmación de la telenovela Aventuras en el tiempo, junto a otros niños actores, para recuperar el año perdido. Otra de las escuelas en las que hizo sus estudios fue el Colegio Westminster al sur de la Ciudad de México.

Desde temprana edad, mostró su talento para el canto y la actuación, haciendo vídeos que ella misma escribía y filmaba. En 1999 supo que había un casting en el Estadio Azteca para participar en una telenovela de la compañía Televisa, acudiendo junto a su madre e interpretando el tema «My Heart Will Go On» en presencia de la productora Rosy Ocampo y, finalmente, logra obtener el papel, teniendo que estudiar dos meses interpretación antes de iniciar la telenovelas.