La supermodelo quizo ser madre a sus 50 años y derribó el estigma de la maternidad después de los 40

La supermodelo Naomi Campbell sorprendió al mundo cuando se convirtió en mamá a la edad de 50 años de edad. La famosa nunca habló sobre estar esperando a un bebé y solo compartió la noticia después de que ella naciera. Pero ahora ha decidido compartir su experiencia al ser madre a los 50 y dio lecciones sobre el amor maternal y el respeto hacia la decisión de las mujeres.

Naomi Campbell anima a sus amigas de más de 40 a ser madres: El año pasado la famosa anunció en redes sociales que se había convertido en madre de una niña. Ahora la modelo fue elegida para protagonizar la portada de Vogue de Reino Unido junto a su bebé y reveló detalles de su maternidad.

Naomi dijo que podía contar con una sola mano a las personas que sabían que estaba esperando a su bebé, porque era la bendición más grande de su vida y lo mejor que había hecho hasta ahora y quería mantenerlo en privado.

La modelo dijo que siempre supo que tendría una hija algún día y ahora que la tiene es muy afortunada porque su bebé casi no llora y es muy sana, siempre está alerta.

Ella siempre estuvo segura de que sería madre, cuando cumplió 50 años sintió que el momento ideal había llegado. Se sentía feliz en su vida personal, contaba con el apoyo de su familia y ya se había convertido en una de las modelos más exitosas de la historia de la moda.

Ahora que es madre anima a sus amigas de su misa edad para que también tengan bebés y está segura que nunca es demasiado tarde y no tiene ningún problema por la brecha de 50 años entre ella y su hija, por el contrario, su hija llega en su momento de mayor dicha y madurez.

Para ella la maternidad es un acto de amor desinteresado, porque ahora su prioridad es su bebé y hace todo por asegurarse de que esté feliz y que pueda crecer en un mundo mejor.

Como era de esperarse, la bebé ya cuenta con un armario lleno de las mejores marcas, pues Naomi cuenta con varios amigos que son diseñadores y celebridades que la llenaron de regalos tan pronto como supieron la noticia de su maternidad.

A pesar de su nueva etapa como madre, Naomi sigue modelando a sus 51 años de edad. Ella confiesa que a pesar de contar con una gran trayectoria en la industria de la moda, tiene que compartir la pasarela con jóvenes de 18 años, lo cual le genera inseguridades debido a los estereotipos de belleza sobre las mujeres mayores.

Al continuar trabajando ella desea comprobar que las mujeres pueden sentirse bellas y seguras a cualquier edad y que merecen un lugar en el mundo de la moda.

Sin embargo ella misma ha logrado grandes cambios en la moda, pues antes de ser madre de su hija, ya había servido como figura materna y mentora de jóvenes modelos para impulsar la diversidad en las pasarelas y en las campañas de moda.