Sin ningún tipo de conocimiento en corte y confección pero con un gran gusto por la moda, el joven Maverick Francisco Oyao demostró el infinito amor que le tiene a su hermana menor. La situación en casa era difícil, sus padres no estaban en las mejores condiciones económicas.

La historia de estos dos hermanos conmovió al mundo del internet por su fuerte vínculo, los sacrificios y dejo ver el gran talento que Maverick tiene. Resulta que Lu Asey se encontraba en un predicamento, el baile escolar estaba cerca y ella no tenía vestido.

Maverick Francisco Oyao y su familia son oriundos de Zamboanga, Filipinas pero no cuentan con muchos recursos, sin embargo, él joven quiso apoyar a su hermana y decidió hacer el vestido de gala.

Como buen hermano tuvo que pensar cómo haría tal cosa, él es estudiante de Cultura y Artes en una universidad local, tras pedir ayudar a sus amigos y conocidos logró conseguir algo de dinero para comprar los materiales necesarios y confeccionar el diseño personalizado para Lu Asey.

Mave, como le dicen sus amigos cercanos no tenía ni idea de cómo hacer un vestido y jamás imagino actuar como un diseñador de moda pero aprendió por su cuenta y tras una semana y medio de mucho esfuerzo terminó el vestido.

En la gala escolar iban a nombrar al mejor vestido de la noche por lo que a Lu le causaba especial emoción ver si tal vez podría ganar el premio, al final de la velada, la joven no se llevó el primer lugar pero todos los asistentes amaron su vestido.

 

Además ella quedó muy feliz y satisfecha por todo lo que había hecho su hermano por ella. Maverick subió gran parte de su proceso a sus redes sociales, donde recibió felicitaciones y buenos comentarios.

A continuación te mostramos algunas fotos que compartió, desde el boceto hasta el resultado final, incluso hay una breve sesión de fotos.

Todo comenzó desde cero e hizo el boceto lo mejor que pudo

Con aguja e hilo en mano y con la decisión del color y la tela

Empezó su misión solo con lo poco que sabía…

Realizó los detalles del vestido a mano

Tardó más de 10 días en confeccionarlo

Pintó cada detalle para que todo fuera perfecto

El resultado final

Gracias a su esfuerzo y amor, su hermana vistió el vestido de sus sueños

Facebook/Maverick Francisco Oyao