Locklan, de poco más de un año de edad, vino al mundo con el un cabello imposible de peinar. La madre del bebé, Katelyn Samples, estaba muy asustada al principio pero ahora quiere generar conciencia sobre esta situación. Video más adelante

Cada personas nace con características particulares que las hacen diferente a los demás. En ocasiones con rasgos más fuertes o con condiciones distintas, como es el caso de Locklan, un bebé de poco más de un año de vida que nació con un estilo de pelo muy raro, conocido como “caso del cabello imposible de peinar“.

Es por ello que su madre, Katelyn Samples, de 33 años, originaria de Atlanta, Estados Unidos, ha querido generar conciencia sobre lo que vive su hijo, al contar con un pelo sumamente complicado.

En principio, Katelyn y su esposo Caleb, pensaban que se trataba solo de un tipo de pelo rizado, pero después de la revisión de una especialista se enteraron que tenían un bebé con características especiales. De hecho, solo se han reportado unos 100 casos en el mundo.

“Estábamos como, eh, ¿qué es esto? Sabíamos que era diferente, pero no sabíamos exactamente cómo. Y luego siguió creciendo y creciendo”, contó Katelyn a People.

Cuando estaba recién nacido el pelo del bebé era oscuro y luego se tornó en un rubio claro a los 9 meses. Siempre con la misma característica de ser sumamente alborotado y sin forma, con una textura especial. Pero nunca esperaban que se tratara de una opinión profesional.

“Pensé, oh Dios mío, ¿qué es esto? ¿Le pasa algo a mi bebé? Entré en picada en Google“, relató, cuando empezaron a sospechar que el tipo de pelo de su bebé no era común.
“Fuimos a verla y dijo que solo había visto esto una vez en 19 años. Ella no pensó que fuera el caso del cabello imposible de peinar, por lo raro que es, pero tomaron muestras y un profesional las examinó con un microscopio especial“, explicó.


“Estás pasando el día pensando que todo está bien y que tu hijo podría tener el cabello rizado, algo que viene de familia. Y luego escuchar que hay un caso raro asociado con tu hijo, fueron muchos sentimientos encontrados”, agregó Katelyn.

Sin embargo, los médicos le dejaron claro que no era algo de qué preocuparse, sino que su hijo era distinto nada más. Así fue como se interesó en investigar más sobre el tema y se topó con un grupo en Facebook de padres con hijos con la misma situación en común y conversaron mucho al respecto.

Aunque fue algo que le asustó al principio, está muy feliz y orgullosa de su pequeño tal como vino al mundo. “Es genial sobresalir un poco“