La labor de un padre es asegurar el bienestar de sus hijos, emocional y económicamente. Educarlos, darles cariño, y satisfacer todas sus necesidades básicas de alimentación, ropa y recreación; por lo menos hasta que cumplan la mayoría de edad, o cuando sean capaces de valerse por sí mismos. Video más adelante

Hay muchos padres que van más allá y no importa qué tan grande sea su hijo, siempre están ahí para apoyarlo. Sin embargo, hay otros padres que ignoran sus responsabilidades y dejan a sus hijos completamente al cuidado de la madre, o peor aún, a la deriva sin preocuparse sobre quién se hace cargo de ellos.

Este es el caso de cuatro hermanos, cuyo padre no les daba pensión alimenticia y estaba a punto de casarse; por lo que decidieron impedir la boda para exigir lo que les corresponde.

“Quiero que se haga cargo de mis hermanos. Él dice que no tiene plata para alimentarlos, pero su tiene para casarse. Desde hace dos años no les pasa dinero tras la despedida de mi madre”, dijo la hermana mayor. Ocurrió en Pasco, Perú.

La labor principal de un buen padre es encargarse de sus hijos hasta que estos sean mayores de edad e independientes. Incluso, aquellos papás ejemplares que tienen una buena comunicación con sus hijos no les importa que tan grande sean, porque siempre estarán ahí para ellos.

Sin embargo, también existen padres que son todo lo contrario y dejan sus responsabilidades muy temprano, dejando a sus pequeños solos con su madre haciéndose cargo de todo. Por ello, algunos hijos guardan sentimientos y nunca terminarán de exigirles a ellos que les paguen la deuda de por vida que les tienen.

Así es el caso de estos cuatro hijos que fueron hasta la boda de su padre para interrumpirla y así exigirle que les pague la pensión de alimentos que ha acumulado. El implicado es Adrián Chamorro, un hombre que iba a celebrar su matrimonio en municipalidad provincial de Pasco, en Perú.

Sin embargo, cuando Chamorro se presentó al lugar para formalizar la unión con su amor, no sabía que lo esperaba su hija mayor de 21 años de edad, junto a sus tres hermanos menores que llevaban pancartas exigiendo el pago de la deuda, según reseñó Perú 21.

Los hijos impidieron que el sujeto se casara, porque afirmaban que no haber recibido nada de dinero desde hace 2 años atrás, cuando su madre partió. Por ello, aprovecharon la oportunidad para hacer el reclamo.

“No te cases, hazte cargo de mi“, decía una de las niñas pequeñas, cuando increpó a su padre en el lugar, quien se encontraba ya acompañado de su nuevo amor. Intentó que la pequeña se calmara pero la incomodidad era mayor.

Mientras, la hermana grande afirmó que ha cargado con el peso de cuidar y mantener a sus hermanos sin ningún tipo de ayuda, por lo cual exigió que se hiciera justicia. “Solo quiero que se haga cargo de mis hermanos. Él dice que no tiene plata para alimentarlos, pero su tiene para casarse. Desde hace dos años no les pasa ni un sol (moneda peruana) tras la partida de mi madre“, dijo.

Finalmente la boda fue interrumpida y el personal de seguridad logró controlar la situación.