«Me partió el corazón, incluso me sentí reemplazada», comentó Thati Lira cuando supo que su hijo quería vivir con su padre.

Cuando unos compañeros con hijos deciden romper es lógico que los pequeños vayan a vivir con su madre. Algo que muchos damos por hecho y realmente casi nadie se cuestiona. Tanto el pequeño como la madre tienen derecho a no seguir esos patrones y decir claramente qué es lo que desean.

Así fue como la historia de Thiago Cuhna tomo relevancia, pues contó que él había asumido la custodia completa de su hijo Pedro tras una decisión en conjunto entre el pequeño y su madre, Thati Lira.

@thiagocunha13

«Lo normal es que los niños vivan con su madre cuando haya un rompimiento, pero en este caso Thati, la mamá, llegamos a un acuerdo para que él viviera conmigo», Comentó Cuhna, asegurándose de hacerse cargo por completo de Pedro.

Por su parte Thati, su madre, habló del proceso que significó para ella desapegarse de su pequeño de 12 años, quien voluntariamente decidiera irse a vivir con su padre.

@thati_lira

La bailarina brasileña activó en sus stories de Instagram una casilla de preguntas y respuestas. Por ese medio una fan le preguntó sobre la situación con su pequeño, Pedro.

«¿Tu hermoso hijo vive contigo o con el papá?» – comentó la fan – «Hoy vive con su padre», contestó Thati.

En una publicación posterior la brasileña asegura que se trató de una decisión de su pequeño pues al separarse dijo que se sentía más cómodo en casa, con su padre, pero que a ella la amaba igual.

@thati_lira

«Respeté su opinión debido a las circunstancias y me fui con el corazón partido, incluso sintiéndome ‘reemplazada’ por él. Luego entendí que es un niño y que estaría muy bien que su padre lo cuidara desde otra dinámica», asegura.

Con respecto a su relación con Thiago menciona que él es increíble y que también adora la nueva pareja del hombre pues remarca que pero es muy feliz respetado y amado por ambos.

Bonus: Siempre que me piden en un colegio que desarrolle un plan de formación sobre temas de educación afectiva y sexual para los alumnos, explico que el primer eslabón son las familias, y en concreto los padres.

La primera referencia del mundo exterior que tiene un recién nacido es su madre y casi inmediatamente después, su padre. Cada nuevo niño que llega al mundo queda insertado en un amor primero, no merecido, incondicional. Este primer amor es el que le va a dotar de una identidad; qué importante es el momento en que los padres decidimos qué nombre le vamos a dar a nuestro hijo. Pronto entenderá y podrá decir cómo se llama. Esta primera relación del ser humano al nacer es una relación de total necesidad. Y esto tiene una enorme significación: antes de ser esposos y padres hemos sido hijos. Para amar, primero hemos sido amados. La escuela del amor ha sido la familia, han sido los padres.

El papel del padre y de la madre que en cada familia se desarrollará de un modo diferente, pero ambos son preciosos y necesarios, y quedarán siempre como un tesoro inagotable en la memoria de aquel niño que haya tenido la suerte de ser amado.

Querer y ser queridos: Pero hoy no me quería detener sólo sobre el amor que recibimos como hijos, o que damos como padres, si no quería detenerme en la importancia del amor entre los padres.