Saltar al contenido

Así luce hoy Leticia Calderon 21 años después del estreno de la recordada telenovela “Esmeralda”

Así luce hoy Leticia Calderon 21 años después del estreno de la recordada telenovela “Esmeralda”

Como olvidar aquel 5 de noviembre de 1997 en el que se transmitió por primera vez para todo México el episodio de la gran telenovela Esmeralda. En sus 137 capítulos, este drama de la cadena Las Estrellas rompió todas las expectativas de rating para la época. Ahora, luego de 21 años de su estreno, su protagonista, la actriz Leticia Calderon, luce muy diferente a como se veía cuando interpretó a Esmeralda Peñarreal de Velasco.

A la fecha de la transmisión del primer episodio de este gran dramático, Leticia era mujer de 30 años de edad, pero con un rostro angelical que era capaz de desarmar al hombre más serio y poco romántico del mundo. Por su parte, el galán de la época, Fernando Colunga, de 32 años, arrasaba en cada proyecto en el que participaba. Sin duda era la estrella televisiva del momento.

Desde entonces, el calendario no ha perdonado a nadie y ha hecho que los años hagan lucir muy diferente a Leticia. No obstante, todos estos cambios no han sido para mal, puesto que han venido con más madurez, una belleza más sobria y, por supuesto, muchos más éxitos televisivos.

Hasta el soy de hoy, Leticia puede decir con orgullo que ha participado en más de 20 telenovelas mexicanas que han sido trasmitidas para toda Latinoamérica. Entre las más recordadas se encuentran: Amor real, Laberintos de anhelo, La antorcha encendida, Valeria y Maximiliano y Tal como somos. ¿Tú recuerdas alguna otra?

En el presente, la actriz ya no está tan dedicada a la actuación a diferencia de los años 80 y 90 en los que era prácticamente imposible no verla en las pantallas. Ahora, se toma las cosas con más calma con el fin de dedicarle más tiempo a su hijos y familia. En 2015 regresó a los melodramas, después de haberse distanciado por 3 años, bajo las órdenes del productor Carlos Moreno Laguillo, participando como la noble Inés Urrutia de Murat en la primera temporada de A que no me dejas.

En 2016, trabajó en Mujeres de negro interpretando a la fría, sangrienta y calculadora Irene Palazuelos. En cada uno de sus regresos a la televisión desde el 2008, la actriz no ha dejado de sorprender con sus increíbles y maravillosos cambios de look que no tienen nada que ver con la imagen celestial que tenía en Esmeralda.

De todos estos cambios, uno de los que más ha gustado y es más recordado es hecho uno bastante reciente, cuando la actriz se tiño el cabello de un rubio muy claro y cautivó todas las miradas en el estreno de la película Knight and Day en el 2010.

De esta manera, Leticia puede decir sin incomodidad alguno que es una actriz que conquistó todo lo que quiso en el mundo del espectáculo. A sus 51 años tiene una figura envidiable y es una inspiración para muchas mujeres que ven en ella una viva cara del éxito, unión familiar y sacrificio.

En definitiva, Esmeralda y Leticia Calderon se mantienen muy fuertes en la memoria de todo el pueblo mexicano. Dramáticos y actrices de está calidad parecen ser irrepetibles en estos tiempos tan difíciles que vive la televisión.

Bonus:

Nació en 1968, en Ciudad de México. Sus padres Mario Calderón y Carmen León; y tres hermanos: Mario, Miguel y Alejandro. Durante su infancia vivió en Guaymas, Alvarado, Veracruz y La Paz, Baja California Sur; a los 13 años regresó a la Ciudad de México donde estudió en la secundaria “Amado Nervo” y después, impulsada por familiares, acudió a un casting para encontrar a la protagonista de “Chispita”, aunque Leticia no se quedó con ningún papel principal, participó como extra y recibió una beca para el Centro de Capacitación de Televisa.

En 1983 y con tan sólo 14 años, Leticia recibió su primera oportunidad de manos de Valentín Pimstein en Amalia Batista. En este melodrama ella interpretaría a la hija de Susana Dosamantes.

Después de esta vendrían “Principessa”, donde interpretó a la hija ciega de Angélica Aragón, breves apariciones en “Bianca Vidal” y “Monte calvario” y su primera antagonista, Alma, en “El camino secreto”.

En 1987 hizo casting para “La indomable”, en el que daría vida a su primer protagónico, María Fernanda Villalpando.

Dos años después vendría su segundo protagónico: “La casa al final de la calle” al lado de Eduardo Palomo. En esta historia gótica compartiría el protagonismo con Héctor Bonilla y Angélica Aragón, además de ser dirigida por el cineasta Jorge Fons.

El siguiente año, 1990, Leticia protagonizó su primera telenovela para Ernesto Alonso “Yo compro esa mujer” al lado de Eduardo Yáñez, Enrique Rocha, y Alma Muriel.

En el 1991 trabajo en la telenovela de Carlos Sotomayor en la telenovela, Valeria y Maximiliano. La telenovela, cuya protagonizó al lado de Juan Ferrara A esta le siguió Entre la Vida y la Muerte en 1993, la cual sería el primer gran éxito para su productora Angelli Nesma. Después de esta telenovela, Leticia decidió darse su primer descanso de 3 años, con excepción a una participación especial en Prisionera de amor, donde entraría casi al final de la novela como la rival de amores de Maribel Guardia.

En 1996 volvió a trabajar con Ernesto Alonso y Carlos Sotomayor para la producción histórica La antorcha encendida. En esta novela compartiría crédito con Humberto Zurita y Julieta Rosen entre otros.

En 1997 salió al aire “Esmeralda”, versión de la venezolana homónima, esta vez junto a Fernando Colunga en el protagónico.

Credit: Wikipedia