Saltar al contenido

La mayoría dice que el resultado es 1 o 12 ¿Habrá alguien que pueda resolver este problema matemático?

La mayoría dice que el resultado es 1 o 12 ¿Habrá alguien que pueda resolver este problema matemático?

¿A cuántas personas no les duele la cabeza de tan solo pensar en matemáticas? Para muchos, los problemas numéricos son un verdadero tormento, pero por tediosos que parezcan, resolver esta clase de retos es beneficioso para el cerebro.

Hasta hace poco se creía que el Sistema del Número Aproximado o Sistema de la Cantidad Aproximada era el encargado de determinar desde el nacimiento qué tan hábil sería alguien para las matemáticas, sin embargo, se compenamoró en estudios recientes que es la práctica de esta ciencia la que hace que se desarrolle mejor el sistema durante la vida.

Para desafiar nuestra capacidad numérica, traemos este interesante reto aparentemente sencillo donde el orden es la clave para resolverlo de forma correcta. ¿Puedes adivinar el resultado del siguiente problema? Antes dejamos dos pistas: el resultado no es ni 1, ni 12. ¡Adelante!

La mayoría dice que el resultado es 1 o 12 ¿Habrá alguien que pueda resolver este problema matemático?La mayoría dice que el resultado es 1 o 12 ¿Habrá alguien que pueda resolver este problema matemático?La mayoría dice que el resultado es 1 o 12 ¿Habrá alguien que pueda resolver este problema matemático?

¿Ya lo tienes? ¿No? Tómate tu tiempo, no pasa nada. Piénsalo bien, revisa las cuentas, no es tan complicado si se pone atención a los detalles.

¿Ahora sí estás listo para ver la respuesta? Aquí va:

Sí, el resultado es 30 ¿Cómo lo obtuvimos? Muy sencillo, la clave como se mencionó antes está en el orden, por lo cual, cuando no hay paréntesis, lo primero que debe resolverse son multiplicaciones y divisiones así que, con esto en mente, el primer cálculo para encontrar la solución es multiplicar 1 x 0.

Posteriormente, a ese 0 se le suman todos los dígitos, de los cuales no todos tienen signo entre ellos, por lo que se consideran 11 y así, 0 + 1 + 1 + 1 + 1 + 11 + 1 + 1 + 1+ 11 = 29 + 1 = 30.

¿No era tan difícil como parecía o sí? Si quieres continuar mejorando tus habilidades matemáticas y con ello darle a tu cerebro un rato de acondicionamiento, puedes ver aquí y en este otro artículo, otros problemas numéricos para ponerse a pensar y retar a tus amigos a resolverlos.

Bonus:

Los acertijos lógicos son pasatiempos o juegos que consisten en hallar la solución de un enigma o encontrar el sentido oculto de una frase solo por vía de la intuición y el razonamiento, y no en virtud de la posesión de determinados conocimientos. La diferencia con las adivinanzas consiste en que éstas, plantean el enigma en forma de rima y van dirigidas generalmente a públicos infantiles.

Como para todos los juegos de lógica, un acertijo lógico debería tener una base matemática o lógica. Sin embargo, están muy difundidos los acertijos que una vez resueltos revelan una naturaleza más o menos humorística. Por ejemplo, por el hecho de estar basados en juegos de palabras o por el modo de proponer el enunciado. Un esquema más o menos típico consiste en presentar una situación paradójica y preguntar al participante cómo es posible que se produzca dicha situación.

Para resolver los acertijos más comunes hay que hacer uso de la imaginación y la capacidad de deducción. La resolución tiene que darse con el mero planteamiento del enunciado por lo que no se permite realizar preguntas.

Como justificación teórica de la validez de una medición mediante el uso de test psicológicos, se argumenta que el comportamiento individual que los reactivos de la prueba provoca puede ser valorado en comparación estadística o cualitativa con el de otros individuos sometidos a la misma situación experimental, con lo que se da lugar a una determinada clasificación del sujeto.

Una subdivisión fundamental en los acertijos lógicos son los acertijos de sí o no en los que la información inicial proporcionada es incompleta. En esta categoría, el acertijo basado en paradojas, debe ser resuelto. En ellos, se describe una situación atípica y los participantes, por medio de preguntas, deben descubrir el origen de la misma. La persona que lo propone tan solo puede responder sí o no a las preguntas que le planteen por lo que éstas deberán ser muy concretas. Es importante hacer saber al inicio que las soluciones no se pueden hallar por deducción por lo que será necesario realizar varias preguntas para alcanzar la respuesta correcta.

La construcción del test debe procurar que el comportamiento específico ante determinado reactivo represente lo más fielmente posible el funcionamiento del sujeto en situaciones cotidianas donde se pone en ejecución real la capacidad que el test pretende evaluar.

Credit: Wikipedia