Saltar al contenido

¡Tiempo de pensar! ¿Quién puede encontrar la solución a este problema sin usar calculadora?

¡Tiempo de pensar! ¿Quién puede encontrar la solución a este problema sin usar calculadora?

¿Qué tan bueno eres para las matemáticas? ¿Tan experto como un ingeniero? ¿Promedio como el encargado de una tienda? ¿Terrible como un alumno de álgebra que ha reprobado tres veces? Bueno, no importa el nivel que tengas, de cualquier modo te invitamos a resolver este problema con la valentía que requiere.

¡Tiempo de pensar! ¿Quién puede encontrar la solución a este problema sin usar calculadora?

Resolver problemas matemáticos formaba parte de tu vida diaria en aquella entrañable etapa de estudiante, donde seguramente las cosas eran más sencillas y las crisis más preocupantes venían por parte de maestras que te desafiaban a realizar ecuaciones para obtener resultados correctos.

Si los ejercicios te parecían muy difíciles, probablemente te sientas aliviado por haber dejado atrás esos dias, sin embargo, es importante recordar lo siguiente: nunca es buena idea deshacerse del conocimiento obtenido en clases de matemáticas, uno nunca sabe cuando lo podría aplicar.

Por otro lado, mientras más pasa el tiempo, tu cerebro se beneficiará bastante si resuelves acertijos que ayuden a agilizar tu capacidad mental porque al contestarlos, el lado analítico de tu cerebro se agilizará.

Recuerda que las matemáticas también te brindan la oportunidad de aprender algo nuevo, tan solo imagínate hojeando viejos libros de texto de matemáticas para darte cuenta de que sabes exactamente cómo resolver algún problema que en su momento te enloqueció.

Entonces no solo estarás seguro de haber aprendido algo con certeza, sino que también podrás ser capaz de enseñárselo a alguien más y cuando sea tu turno de explicarle a los niños cómo realizar su tarea, podrás hacerlo con toda la seguridad del mundo.

De modo que te preguntamos, ¿cómo te va con el acertijo anterior? ¿Pudiste resolverlo? Si no lo has hecho, te damos una pista: para realizar ejercicios matemáticos, debes de hacerlos en el orden correcto. ¿Quieres intentarlo una vez más?

¿Listo? ¡Perfecto! Es hora de checar tu respuesta.

Basándonos en la regla PEDMAS, debes comenzar resolviendo lo que se encuentra dentro de los paréntesis, lo que nos deja con “9 ÷ 3 x 3”. Después hay que realizar la división, lo que resulta en “3 x 3”, por lo tanto, si tu respuesta es 9, lo hiciste correctamente. ¡Muchas felicidades!

Cuéntanos cómo le fue a tu cerebro, ¿se siente más poderoso que antes? Las matemáticas son tan divertidas que hay que compartirlas, entonces reta a tu familia y amigos a ver quien da con el resultado correcto.

Bonus:

Los acertijos lógicos son pasatiempos o juegos que consisten en hallar la solución de un enigma o encontrar el sentido oculto de una frase solo por vía de la intuición y el razonamiento, y no en virtud de la posesión de determinados conocimientos. La diferencia con las adivinanzas consiste en que éstas, plantean el enigma en forma de rima y van dirigidas generalmente a públicos infantiles.

Como para todos los juegos de lógica, un acertijo lógico debería tener una base matemática o lógica. Sin embargo, están muy difundidos los acertijos que una vez resueltos revelan una naturaleza más o menos humorística. Por ejemplo, por el hecho de estar basados en juegos de palabras o por el modo de proponer el enunciado. Un esquema más o menos típico consiste en presentar una situación paradójica y preguntar al participante cómo es posible que se produzca dicha situación.

Para resolver los acertijos más comunes hay que hacer uso de la imaginación y la capacidad de deducción. La resolución tiene que darse con el mero planteamiento del enunciado por lo que no se permite realizar preguntas.

Como justificación teórica de la validez de una medición mediante el uso de test psicológicos, se argumenta que el comportamiento individual que los reactivos de la prueba provoca puede ser valorado en comparación estadística o cualitativa con el de otros individuos sometidos a la misma situación experimental, con lo que se da lugar a una determinada clasificación del sujeto.

Una subdivisión fundamental en los acertijos lógicos son los acertijos de sí o no en los que la información inicial proporcionada es incompleta. En esta categoría, el acertijo basado en paradojas, debe ser resuelto. En ellos, se describe una situación atípica y los participantes, por medio de preguntas, deben descubrir el origen de la misma. La persona que lo propone tan solo puede responder sí o no a las preguntas que le planteen por lo que éstas deberán ser muy concretas. Es importante hacer saber al inicio que las soluciones no se pueden hallar por deducción por lo que será necesario realizar varias preguntas para alcanzar la respuesta correcta.

La construcción del test debe procurar que el comportamiento específico ante determinado reactivo represente lo más fielmente posible el funcionamiento del sujeto en situaciones cotidianas donde se pone en ejecución real la capacidad que el test pretende evaluar.

Credit: Wikipedia