Saltar al contenido
Dt

10 cosas que suceden cuando comienzas a usar un simple trozo de cebolla

noviembre 16, 2020

Las cebollas son unos vegetales realmente maravillosos y seguramente nunca te acuerdes de ellos excepto cuando estás preparando esas deliciosas cenas y te hacen llorar; pero como podrás ver en la lista que te hemos preparado, las cebollas pueden hacer maravillas por tu salud. ¡No te pierdas la siguiente lista de trucos de salud con las cebollas!

1. Olvídate de la tos gracias a la cebolla
Así es, el aceite de cebolla es un excelente expectorante y te ayudará a olvidarte de la molesta tos. Eso sí, tu aliento probablemente no será el mejor.

2. Dile adiós a la fiebre
Un remedio casero que siempre han usado nuestras abuelas, y es que si pones una rodaja de cebolla en la planta del pie ayudarás a reducir la fiebre. Cuando estés en la cama con tu nuevo calcetín «orgánico» pon también un paño húmedo con vinagre de manzana en tu frente y la fiebre se irá en un, dos por tres.

3. ¿Tienes un resfriado? ¡No por mucho tiempo!
Las cebollas tienen un olor peculiar y te suelen hacer llorar, pero tienen otro lado maravilloso. Este vegetal puede curar los resfriados de la manera más natural posible. Hierve una cebolla en un té, o cómete una cebolla cruda y verás cómo te pones mejor en unas horas sin tener que recurrir a los fármacos.

4. Las cebollas hacen milagros con la otitis y el dolor de oído
Puede que estés familiarizado con esa horrible sensación cuando tienes dolor de oídos que parece que te va ha estallar la cabeza. Y existe una solución muy sencilla que consiste en sacar la parte más interna de la cebolla, conocida como el «corazón» y poner un trozo en tu pabellón auditivo.

Las cebollas tienen una increíble acción antiinflamatoria, por lo que reducirá ese dolor de oídos y además suavizará la cera para que sea más sencilla de eliminar. Haz esto antes de irte a la cama y te sentirás mil veces mejor a la mañana siguiente.

5. Limpia tus ojos
Todos conocemos la capacidad que tienen las cebollas de hacernos llorar. Mientras más las cortas, mas y más lágrimas saldrán de tus ojos sin parar. Así que ¿Por qué no usarlas para lavar nuestros ojos?

Si alguna vez algún cuerpo extraño entra dentro de tu ojo, como un pequeño insecto, pestaña o alguna partícula de polvo, en lugar de tocarte con los dedos o soplar, puedes cortar una cebolla y gracias a tus lágrimas esa partícula saldrá sola.

6. Ayuda a curar pequeños cortes
Si te has hecho un corte, no te preocupes. Pela algunas pieles de cebolla como ves en la imagen, limpia la herida y séllala con la piel de cebolla. Detendrá rápidamente el sangrado y ayudará a acelerar el cicatrizado de la herida.

7. Ayuda a disimular las cicatrices
Son fantásticas para ayudar a que incluso las heridas más profundas se curen adecuadamente. Las cicatrices quirúrgicas pueden cicatrizarse con la ayuda de las cebollas, que además reducen la cicatriz y evitando que se oscurezcan.

8. Crema contra las infecciones y el acné
No importa cual sea el problema, parece que las cebollas tienen la solución. Si tienes acné o infecciones cutáneas puedes preparar esta crema de cebolla que ayudarán a tratarlas gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y su alto contenido en ácido glicólico:

Hierve leche y viértela en una rebanada gruesa de pan blanco.
Ralla una cebolla sobre el pan y mézclalos bien hasta formar una pasta
Limpia el área infectada y aplica la pasta de cebolla, leche y pan.
Deja que actúe durante unas 2-2.5 horas para que pueda eliminar la infección. A continuación lava con abundante agua.

9. Ayuda con las quemaduras solares
Las quemaduras por el sol pueden ser realmente desagradables, y muchas veces nos dejan cicatrices. Aplica una rodaja de cebolla (fría del frigorífico) inmediatamente en la herida y déjala durante dos minutos. La herida empezará a curarse y desaparecerá ese horrible escozor.

10. Picaduras de insectos
Llegados a este punto ya sabrás todas las maravillosas propiedades que tienen las cebollas. Pero resulta que ni siquiera las picaduras de insectos pueden escaparse de ellas. Si te pica un insecto aplica una rodaja de cebolla blanca en el área y gracias a ello se reducirá la hinchazón, absorberá el veneno y ayudará a que se cure la herida.