Saltar al contenido
Dt

Dile adiós a las asperezas de tus pies de manera sencilla

noviembre 15, 2020

Cuando cuidamos nuestro cuerpo de forma diaria, siempre solemos olvidar nuestros pies y es un grave error ya que la piel se reseca y provoca la aparición de durezas. Debemos cuidarlos tanto en verano como en invierno para mantenerlos en perfecto estado y recuperar ese aspecto precioso que deberían tener.

1- Crema hidratante

Es importante hidratarlos y nutrirlos. Por ello, opta por cremas hidratantes específicas para los pies ya que su composición está preparada para dar respuesta a las demandas de esta piel. Son muy efectivas las que contienen urea, glicerina o aloe vera ya que hidratan más. También puedes utilizar vaselina e incluso un poco de aceite de oliva.

2- Mascarilla

Puedes utilizar mascarillas que tengan en las tiendas de cosmética o preparar tu propia mascarilla con productos naturales. Una de las más efectivas es la mascarilla de pepino que se elabora licuándolo y añadiendo un poco de limón y miel. Se utiliza como una mascarilla capilar. Extiéndela en los pies y deja que actúe unos 20 minutos. Después, retírala con agua tibia.

La mascarilla de aguacate también es una buena opción. Pela un aguacate, trocéalo y mézclalo con yogur natural hasta obtener una pasta homogénea. La aplicación es igual que la anterior.

3- Piedra pómez

La piedra pómez será una gran aliada. Es muy importante que la uses una vez a la semana para frotar esas zonas que tienen un aspecto más seco, como el talón o la planta del pie. Esto te permitirá eliminar las células muertas.

Debes hacerlo con los pies húmedos o mojados para que sea más fácil. Si la piel está demasiado seca, deja los pies en remojo durante unos 10 minutos para que se ablanden. Cuando pase el tiempo, frota hasta que desaparezcan las durezas.

4- Métodos naturales

Uno de los métodos naturales más aconsejables es preparar un baño de limón para los pies. Exprime un limón y extrae su zumo. Mezcla en un barreño agua, azúcar y el zumo del limón y sumerge los pies de forma que queden cubiertos por completo. También puedes masajearlos con la mezcla. La miel también es muy beneficiosa. Puedes aplicarla directamente o mezclarla con agua en un barreño para que puedas sumergir los pies.

Todas estas opciones son muy útiles y pueden terminar con la aspereza de tus pies. Si tienes demasiado seca la piel, puedes mezclar varios trucos. No olvides ser constante e introducir estos trucos en tu rutina de belleza.

¿Qué te han parecido estos trucos? ¿Los has probado? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!