Saltar al contenido
Dt

Papá del año recoge a otra niña de la guardería; no supo diferenciar entre ella y su hija

noviembre 3, 2020

A cualquier padre le aterrorizaría pasar lo que han pasado los padres de una niña de tres años de Calella-Epaña que fue entregada por error a otro padre a la salida de la guardería, y al ir a recogerla como todos los días, la niña no estaba.

La historia fue una sucesión de circunstancias desafortunadas con final feliz, pues aunque aún se está investigando el caso, pareciera que no ha habido mala intención por parte del hombre que se la llevó, quien pidió perdón por la confusión.

Los hechos. Unos minutos antes de terminar las clases, sobre las 16 horas, un hombre llegó a la escuela para recoger a su hija, y le entregaron a otra niña con el mismo nombre.

Cuando los padres “verdaderos” llegaron minutos después a recoger a su hija, les dijeron que ya se había marchado.

Resulta que un señor pasó a la escuela de su hija para recogerla y llevarla a casa, el problema es que se llevó a otra pequeña porque, según él, “no notó la diferencia”, o al menos eso dijo a las autoridades.

Los papás de la otra niña, Amelia, vivieron horas angustiantes cuando les tocó pasar por ella a la guardería,  y descubrir que otro hombre se la había llevado.

¡¿Cómo puede ser esto posible?! Se preguntarán. Bueno, resulta que justo ese día la maestra encargada del grupo se había ausentado, por lo que la profesora suplente entregó a la menor de edad, quien curiosamente comparte nombre con la otra niña, o sea, las dos son Amelias, pero nunca se le ocurrió verificar la identidad del padre.

El despistado, aún sin notar que la nena no era su hija, la subió a su auto y condujo a su casa, en una localidad cercana, donde pasó con ella una tarde amena: jugaron, merendaron, platicaron y todo normal. “Yo no noté la diferencia, pero mi otra hija sí me dijo que Amelia estaba ‘muy cambiada’”, recordó el hombre.

Antes de que culpemos al padre por el mal entendido (que sí tiene la culpa, la verdad), deben saber que el hombre no había visto a la pequeña Amelia desde hace dos años a causa de los problemas judiciales que tiene con la madre. Los otros padres y la policía concuerdan que las Amelias tienen rasgos físicos similares.

El señor no se dio cuenta de su error hasta que los oficiales tocaron a su puerta, pues revisaron las cámaras de seguridad de la guardería y vieron que había sido él quien se llevó a la nena. Más tarde, el hombre ofreció una disculpa a la familia, asegurando que la niña se encontraba sana y salva. Este video muestra el momento en el que las autoridades avisaron a los padres que Amelia había sido localizada:

Quienes si se metieron en graves problemas son los responsables del centro educativo, y las autoridades ya están iniciando una investigación para determinar por qué las maestras entregaron a la niña sin comprobar la identidad del adulto. Afortunadamente nada pasó a mayores.