Saltar al contenido

¿Qué dice tu rostro sobre tu salud?

enero 15, 2021

No te ha pasado que un día te miras fijamente al espejo y observas algo que no habías visto antes? Una arruga nueva, un grano, ojeras más pronunciadas o tal vez un pequeño sarpullido, y aunque no te parezca para nada preocupante, existen algunas señales que nuestro cuerpo envía a través de nuestra piel, sobre todo en nuestro rostro, para decirnos que algo no está bien en el interior. Video más adelante

La piel, al igual que nuestros pulmones o riñones, es un órgano, el cual tiene la función de proteger a nuestro organismo de factores externos como bacterias o microbios. Según especialistas de Medline Plus, hay tres capas importantes que componen nuestra piel: epidermis, dermis e hipodermis, las cuales contienen melanina, la cual es un pigmento químico que sirve para protegernos de los rayos ultravioleta, que dañan las células de la segunda capa.

Video:

A pesar de que muchas personas digan que los ojos son la ventana del alma, nuestra cara es más bien la puerta de nuestra salud, ya que ésta refleja muchas cosas como nuestra salud mental, ya que si estás triste o estresada inmediatamente la gente lo notará a través de tu piel, porque comenzarán a salirte un poco de acné, pero tranquila porque no hay nada que un buen terapeuta no pueda resolver.

Por otro lado, existe algunas otras señales que el cuerpo nos envía a través de la cara para decirnos que hay que prestar atención en algo, por ejemplo:

Bolsas en los ojos

Esto puede significar que hay una gran falta de sueño o tal vez que has fumado mucho últimamente, o que te pasaste con el alcohol, el café o la comida salada, sin embargo, también podría tratarse de algo mucho más importante como algunos cambios hormonales, por lo cual te recomiendo que acudas con tu ginecólogo si es que observas que aquello empeora. Si te molesta cómo lucen, puedes usar compresas frías, parches de colágeno debajo de los ojos, esto disminuirá el tamaño un poco.

Manchas de acné en la frente

Esta zona de nuestra cara se relaciona estrechamente con el sistema digestivo, por lo que alguna reacción en esta área podría significar que tu alimentación no está siendo la más sana, por lo que te recomiendo tener cuidado para evitar malestares gastrointestinales. Mi recomendación es que evites consumir mucha comida chatarra, no está mal de vez en cuando, pero ¡no exageres!

Nariz roja

En esta parte de nuestra cara se alojan muchos vasos sanguíneos, y cuando éstos se dilatan puede que se enrojezca más de lo normal tu nariz, y esto puede ser provocado por cambios abruptos de temperatura o congestión nasal, sin embargo, también puede significar que te encuentras bastante estresada, o peor aún, que presentas alguna reacción alérgica.

Te recomiendo que, si observas que esto ocurre con regularidad, acudas con algún alergólogo para descartar cualquier tipo de reacción, ya que sobre todo en épocas de frío éstas pueden empeorar o desarrollarse, así que ¿ya te viste la nariz hoy?

Piel descamada alrededor de la nariz y boca

La deficiencia de muchas vitaminas se refleja de muchas maneras, una de ellas es la descamación en la parte baja de nuestra nariz o alrededor de nuestra boca, y si eso le acompañan síntomas como fatiga, déficit de atención, depresión, unas quebradizas o pérdida del cabello, puede que sí existan dificultades así que te aconsejo realizarte algunos estudios de sangre para descartar la insuficiencia de vitaminas. ¡Cuida tu alimentación y si hace falta incluye algún suplemento!

Piel amarilla

Mucho ojo a esta señal, ya que la piel se colorea de este tono cuando existen grandes cantidades de desechos y puede deberse a que órganos como el hígado, la vesícula o el páncreas no se encuentra funcionando bien, ya sea por malestares como la cirrosis o la hepatitis, así que, si tus ojos y piel lucen de este tono, debes acudir de inmediato al médico para realizar estudios.

Nuevos lunares

Esto no sólo puede afectar a tu rostro, sino también en tu cuello, en ocasiones la aparición de uno o dos lunares pequeños puede no significar nada, sin embargo, cuando éstos cambian de tamaño o de color, es posible que se trate de algo mucho más complejo como el cáncer de piel, causado por la sobreexposición a los rayos ultravioleta.