Saltar al contenido

¿Recuerdas a las gemelas con distinto color de piel? Así lucen a sus 11 años

¿Recuerdas a las gemelas con distinto color de piel? Así lucen a sus 11 años

Siempre hemos dicho que la genética es algo completamente increíble y que sus efectos en nuestra vida son impresionantes, pero este caso es de los pocos que realmente sobresalen.

Marcia y Millie Biggs son unas gemelas que cuando nacieron en el 2006 se veían exactamente iguales, pero algo hacía que fuesen distinguidas.

Cuando fueron creciendo su mamá comenzó a notar que la pigmentación de Millie se estaba oscureciendo y la de Marcia estaba igual y sus ojos eran azules y su cabello era rubio.

Amanda, su mamá, le hizo una advertencia a la escuela donde asistían que realmente las niñas eran gemelas y así evitarles algún inconveniente o problemas con otros niños que pudieran verlas diferente y hacer de ello algo para molestarlas.

Marcia tenía los genes de su mamá y Millie heredó la genética paterna cuyos familiares son Jamaiquinos.

Amanda declaró a un medio de comunicación que es común que las personas los intercepten en las calles para decirles que su historia es bastante curiosa y es que realmente lo es.

Ambas pequeñas iban a otra escuela en la que los educadores y por consecuencia los niños no creían que realmente eran de la misma familia, mucho menos que eran gemelas.

“De hecho en primaria muchos estaban confundidos. Cuando las buscaba en la escuela los otros papás me preguntaban si eran mis hijas y cuando lo afirmaba quedaban sorprendidos y se quedaban mirando a las niñas” comentó.

“Es algo que resulta irritante que te intercepten pero en ese momento veo lo bellas que son y lo afortunada que soy al tenerlas como hijas y todo pasa” dijo Amanda.

Ella afirma que aunque las niñas luzcan diferentes la verdad es que son muchas las similitudes en términos de personalidad. Dice que les gusta hacer todo juntas y que se graban mientras bailan.

También dice que son adolescentes positivas y abiertas lo que las ayuda a adaptarse a la escuela nueva aunque todavía hay quienes las miran extrañados.

“No nos preocupa ni nos ha preocupado nunca, aceptamos a cada una como es, a pesar de que su piel es diferente sus rasgos son bastante parecidos” finaliza Amanda.

Con este tipo de historias queda en evidencia que la diversidad existe desde todo punto de vista, pero realmente lo importante es lo que existe en nuestra esencia y nuestra alma pero sobretodo los valores que solo una familia amorosa nos graba en la vida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies