Saltar al contenido
Dt

Rocía alcohol sobre tu cama y sucederá algo increíble

noviembre 7, 2020

El alcohol es comúnmente utilizado para desinfectar heridas en el cuerpo o para retirar el pegamento de los adhesivos, pero su uso va mucho más allá de esto. Muy pocas personas saben todos los beneficios que el alcohol tiene para nuestras vidas.

Uno de estos maravillosos beneficios es que ayuda a limpiar nuestra habitación de visitantes indeseados. ¿Sabías que en las camas hay insectos muy pequeños que tú ni siquiera sabes que existen? Pues sí, los hay y pueden causar grandes daños a nuestra salud si no se eliminan a tiempo.

A veces las personas se levantan de la cama con picazón en el cuerpo y no están seguros de cuál es la razón. Pensamos que es por sucio en las sábanas o sencillamente es un asunto sin importancia, pero la realidad es que no.

Una mujer se levantaba cada mañana con malestar, le picaba todo el cuerpo. A veces pasaba mal la noche por este mismo problema. Un día se cansó de esto y decidió rociar alcohol en su cama y descubrió que estaba infestada de animales desagradables.

A continuación, te mostraremos algunos de los que se encuentran más comúnmente en casi todas las camas del mundo:

Ácaros de polvo: son casi invisibles a la vista, se alimentan principalmente de la caspa y la piel muerta.

Chinches: Chupan tu sangre mientras duermes, y causan picaduras que provocan picazón. A diferencia de otras plagas, las chinches de cama no transmiten ni propagan enfermedades.

Moho verde y negro: Se desarrollan debido a la humedad; si inhalas las esporas podrías desarrollar asma, son capaces de provocar lesiones en la piel y en las uñas.

Otros usos del alcohol

Quita manchas.
Unas gotas de alcohol mezcladas con detergente neutro y agua puede ser un remedio muy efectivo para limpiar las manchas de aceite en la ropa. Aplica alcohol directamente en la mancha, déjalo actuar un par de minutos. Después sumerge la prenda en agua con detergente para la ropa. Frota con suavidad hasta que la mancha desaparezca.

El alcohol también puede resultar efectivo para limpiar las manchas de tinta en la ropa. Frota la mancha con alcohol y limpia con un paño, repite la operación hasta que la mancha haya desaparecido.

Elimina piojos.
Mezcla un poco de alcohol y unas gotas de aceite de lavanda en un bote con spray. Como resultado obtendrás un remedio para luchar contra los piojos. Rocía en el cuero cabelludo y déjalo actuar una hora.

Crea bolsas frías.
El alcohol en el refrigerador no se congela. Se convierte en una especie de gel frío. Mezcla una parte de alcohol y dos de agua en una bolsa plástica de cierre hermético. Pon en el congelador y en un par de horas tendrás tu bolsa lista.

Sustituye el desodorante.
El alcohol mata las bacterias. Si necesitas un desodorante de emergencia puedes frotar un poco de alcohol en tus axilas.

Limpiar tus oídos.
Sumerge el bastoncillo con el que limpiarás tus oídos en una mezcla de vinagre y alcohol. Introduce en tu oreja y limpia con cuidado. Usa los bastoncillos sólo para limpiar la parte externa, ya que los expertos en audición recomiendan no emplear bastoncillos ni cualquier otro utensilio para la limpieza de los oídos.

Quita esmalte.
Aunque es un proceso más lento que cuando usas acetona. Si quieres cuidar tus uñas, utiliza el alcohol para eliminar el esmalte.

En conclusión, el uso del alcohol no se limita solo a desinfectar heridas. Ya conoces otros usos para sacar el mejor partido a este producto que todos tenemos en casa.