Saltar al contenido

¿Sabes del prolapso uterino?

¿Sabes del prolapso uterino?

Cuesta creer que en la actualidad una patología que afecta a millones de mujeres en todo el mundo sea prácticamente desconocida. La palabra “prolapso” se escucha poco entre nosotras y, sin embargo, es la causante de un importante deterioro en la calidad de vida.

Como en cualquier otro asunto de salud, el conocimiento acerca del prolapso puede ser de gran ayuda para la prevención y para evitar que un prolapso vaya a más. Saber en qué consiste, qué tipos de prolapso existen, cómo se puede evitar, qué hacer para no agravar tu prolapso, qué cuidados necesitas después de ser operada, etc., son valiosas informaciones que iré contándote en este y otros artículos.

Estoy aquí para que cada día seas más consciente de tu suelo pélvico y de todo lo que puedes hacer por él. ¡Comenzamos!

¿Qué es un prolapso?
La definición es sencilla: se trata de un descenso de uno o más órganos de la cavidad pélvica hacia el exterior.

¿Sabes del prolapso uterino?

¿Sabes del prolapso uterino?

Este padecimiento que desplaza el útero, a veces incluso por fuera del cuerpo, es algo muy curioso. Si ya tuviste hijos tal vez te interese esta información.Síguenos en nuestro canal de Youtube: https://goo.gl/a7aM6B

Geplaatst door Pixi op Dinsdag 5 juni 2018

El órgano que desciende progresivamente hasta llegar a salir al exterior, si no se pone remedio a ese proceso, puede ser la vejiga, el útero, la vagina, la uretra o el recto, aunque también puede darse el caso de que desciendan dos o más de ellos.

¿Por qué se produce?
Si sólo hubiera una causa que produjera el prolapso, tanto el diagnóstico como el tratamiento serían mucho más fáciles de llevar a cabo. Pero por desgracia existen muchas causas potenciales y cada prolapso es único, tan único como la mujer que lo padece.

Además, algunos de los síntomas de prolapso son iguales o similares a los de otras afecciones, por lo que el diagnóstico a veces es algo complicado.

Simplificando, el mecanismo que conduce al prolapso es, en definitiva, un fallo en las estructuras que se encargan de sostener las vísceras pélvicas que he mencionado anteriormente: vejiga, vagina, útero y recto.

Estas estructuras, que son los músculos, ligamentos y fascias, sirven de soporte a dichos órganos, pero en ocasiones no pueden ejercer correctamente su función (porque han sufrido algún daño o están débiles) y entonces claudican, lo que unido a otros factores puede producir el descenso de uno o más órganos hacia abajo e, incluso, hacia el exterior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR